· 

Feliz Navidad

“Querido Dios, o al menos, anhelado; infinito, pero concreto;
inabarcable y, aún así, vaciado en un niño, en uno de los nuestros.
Apasionado, nuestro primer fundamento,
Tú eres la fuente de tantos ríos llamados a juntarse.
Eres fuego que enciende el horizonte del ciego,
eres la música que suena muy adentro.
Yo solo soy un hombre, una mujer, un anciano,
un muchacho inquieto, perplejo, sediento de ti en un mundo seco.
Aquí estamos, pues. Este es nuestro tiempo. ¡ Te esperamos! ¡ Ven ya! ”

Escribir comentario

Comentarios: 0